Guía para comprar una máquina de coser

Si nos dieran a elegir entre dos o tres marcas, dos o tres modelos o dos o tres utilidades, seria muy sencillo poder elegir una máquina de coser.

Pero no, la ciencia avanza y nos trae tantas opciones que caemos en una especie de “aturdimiento costuril” que no nos deja pensar con claridad ¿cual es la máquina de coser que mejor se adapta a nuestras necesidades? ¿Qué marca elegir? ¿Cómo se que estoy comprando una máquina buena? etc….etc…

A no desesperar!!! hoy te traigo una guía para comprar tu primer máquina de coser y no morir en el intento. Estos consejos son basados en mi experiencia y lo que me hubiera gustado saber antes de comprar mi primer máquina.

Mi primer máquina de coser

Todo comenzó cuando llego la tv por cable a mi casa por primera vez, y claro si bien mi pasión por la costura es herencia genética fue ahí cuando de la mano de Utilisima (un canal para la mujer donde enseñaban todo tipo de manualidades, recetas, etc. que más de una habrá visto…) surgieron las primeras creaciones. Me pasaba horas viendo un programa tras otro sin importar la temática, tratando de anotar y cuando podía grabar (en videocasette…) los proyectos que me interesaban.

Mis manos pasaron por la porcelana fría, las manualidades con cartón y papel mache hasta la pintura al oleo. A la edad de 8 años, se abrieron las puertas de la costura para mi cuando mi papa me regalo mi primer máquina de coser y desde ahí mi mundo se lleno de telas, tijeras y moldes (para las curiosas hoy tengo 31 años asique llevo 23 años alimentando esta pasión). Para ese entonces mi papa trabajaba en Fravega y me trajo una máquina de coser Admiral 8600 que es el día de hoy que la tengo! y si bien ya no coso con ella ocupa un lugar privilegiado en el taller y en mi corazón.

Una máquina mecánica muy fuerte que me acompaño muchos años en mi día a día en la costura. Por lo que puedo decir que aproveche al máximo todas sus utilidades. Pero claro tuve suerte! porque si bien no tuve la oportunidad de elegir mi primer maquina de coser, no hubiera elegido otra para comenzar. Aprendí a enhebrar, cambiar de puntadas, hacer ojales, y por supuesto el mantenimiento y limpieza de la maquina con el manual que lamentablemente no brindaba toda la información que necesitaba (y tampoco existía google ni youtube…) pero poco a poco a prueba de ensayo y error iba logrando resultados cada vez más profesionales.

Hoy en día tengo varias máquinas de coser entre rectas, overlock, collareta y tapacostura, pero es tema para otro post. Lo que quiero que tengas en cuenta es que la costura es práctica y paciencia por lo que así tengas la mejor máquina de coser del mercado de nada te va a servir sin la practica, la paciencia y la perseverancia para aprender de los errores y seguir adelante.

 Y ahora si vamos con los consejos para elegir la mejor máquina de coser para vos…

¿Para qué y por qué quiero una máquina de coser?

La pregunta del millón!!! Es lo primero que tenes que responderte antes de comprar tu primer máquina de coser. Y esto no quiere decir que porque recién das los primeros pasos en la costura tenes que tener una máquina sencilla. Mas bien tiene que ver con nuestro objetivo a futuro.

No es lo mismo comprar una máquina de coser para hacer algún que otro arreglo doméstico que si lo que planeas es formarte a nivel profesional y llegar algún día a vivir de la moda. Por lo que hay que ser realista y tener muy en claro el uso que vamos a darle a la máquina de coser. Y nadie te conoce mejor que vos misma, cuales son tus expectativas costuriles y cuales tus limitaciones. Por eso no considero que haya una regla que implique principiante = máquina de coser básica, lo ideal es comprar una máquina que te ofrezca ciertas posibilidades para ir aprendiendo y evolucionando con ella. Jersey de Algodón

Gama de precios

Hay que pensar la compra de una máquina de coser como una inversión y no como un gasto. Siempre es mejor invertir un poquito más, o esperar si hace falta para comprar una máquina mejor, que comprar algo que a la primera de cambio acabe en la basura. El dicho “lo barato sale caro” aplica 100% a la hora de comprar tu primer máquina de coser.

Como regla deberías comprar la máquina que te ofrezca el mayor número posible de prestaciones, y que se ajuste a tu presupuesto. Consejo! que no te traicione la ansiedad y compara precios además de visitar diferentes puntos de venta.

¿Qué marca me conviene comprar?

Lo que recomiendo es comprar una máquina de coser de marca conocida. Por dos cuestiones, en primer lugar por el asesoramiento. Muchas marcas hoy día ofrecen cursos cortos gratuitos para enseñarte a usar tu máquina de coser. En segundo lugar, por el servicio técnico. Este tema es importante en el caso de que necesites repuestos, arreglos y puesta a punto de tu máquina de coser.

Además se pueden conseguir accesorios fácilmente y en cualquier lugar del mundo

¿Cómo darme cuenta si es una buena maquina de coser? ¿Qué tengo que tener en cuenta?

  • Decile No al plástico: las máquinas que tienen su carcasa y estructura con mucho plástico tienen menos durabilidad y resistencia. ¿Como me doy cuenta? En el peso. Una buena máquina de coser tiene un buen peso, esto nos da la pauta que todos los componentes son de metal y no de plástico. Además, una máquina con buen peso logra mayor estabilidad en la mesa a la hora de coser.
  • No por tener mas puntadas es mejor máquina, la decisión de compra de tu máquina de coser no debe estar basada en la cantidad de puntadas diferentes que tenga. Ya que, básicamente siempre utilizamos las mismas puntadas y muy esporadicamente alguna puntada decorativa. Con puntada básica me refiero a recta, zig-zag, simil overlock, ojal y alguna que otra más. Es recomendable, también, que tenga Selector del Ancho de Puntada y del Largo de Puntada por separado. Eso nos permitirá elegir las medidas que más nos gusten en cada trabajo y para cada Puntada.
  • Debemos exigir la prueba de la máquina. Obviamente no vamos a probar todas las puntadas de la máquina en el local, pero con que la puntada recta sea constante, regular, nítida de ambos lados y fluida sabemos, que todas las demás van a estar bien. Así que si tenes dudas sobre elegir entre una máquina que tenga 7 puntadas y otra que tenga 16, elegí la que sea mejor precio-calidad-marca-potencia, antes que las puntadas.
  • Que cosa todo! Una buena máquina tiene velocidad y fuerza. Y el tipo de tela que la máquina de coser puede coser es otro de los elementos que debemos tener en cuenta. No es lo mismo coser una gasa que un jean (tela gruesa) o un acolchado (varias capas de tela), por lo que debemos chequear la fuerza del motor y el arrastre, así como un regulador de velocidad. Demás esta decir que al coser piezas grandes y pesadas debemos hacerlo a menos velocidad que con otros materiales más livianos. Hay algunos tipos de tejidos que requieren de agujas especiales, y ello también debemos tenerlo presente.
  • Prensatelas y accesorios : No te preocupes por comprar todos los accesorios para tu máquina. Para comenzar basta con el pie “multiuso” que sirve para la mayoría de las telas, un pie para cierre, un pie para cierre invisible y uno para puntada invisible. Muchas máquinas vienen con estos prensatelas básicos, además del resto de accesorios para el mantenimiento y uso de la máquina. Recomiendo que el prensatela tenga un sistema de “cambio fácil” , que te evite el estar, cada dos por tres, con el destornillador o el tornillito para cambiar entre un prensatelas y otro.

 ¿Mecánica o Electrónica?

Y otra vez volvemos al objetivo y expectativas que tenemos con el mundo de la costura del que hablamos al principio del post.
Pero para que tengas una idea te describo algunas de las diferencias entre una maquina de coser mecánica y una maquina de coser electrónica:
Lo que tienes que saber principalmente es que una máquina electrónica siempre va a tener mejor calidad de costura que una mecánica. Las puntadas están controladas electrónica mente y el motor es mucho más fino y preciso y se nota en el sonido y funcionamiento de la máquina.
Otra ventaja de estas es que siempre podes regular el ancho y largo de puntada. En las mecánicas sólo podes hacerlo en los modelos más altos (y más caros) de cada gama.
Las electrónicas también tienen más variedad de puntadas, sobre todo de las decorativas, ya que de las básicas, casi todas las máquinas tienen las mismas: puntada recta, zig-zag, dos o tres puntadas elásticas, una o dos de dobladillo invisible, dos o tres de overlock y luego las decorativas.
Tanto unas como otras suelen venir con un equipo de accesorios básicos, que será suficiente para empezar a coser.
La forma de hacer los ojales de cada máquina también es una diferencia. Las máquinas electrónicas normalmente los hacen en un tiempo, lo que facilita la tarea. Además, el sistema de medida del tamaño del ojal es automático gracias al prensatelas especial que mide el tamaño del botón. Es mucho más preciso y sencillo que el sistema de cuatro tiempos de las maquinas mecánicas.

Pero claro, no podía ser todo tan bonito. Las electrónicas son, por lo general, más caras y más “delicadas” (por llamarlo de alguna forma) que las mecánicas.

Un último consejo! lo mejor es ir con una idea clara a la tienda para no “distraernos” con toda la oferta de máquinas y así enfocarnos en nuestro objetivo: encontrar tu máquina de coser ideal. Preguntar y comprar, así como hablar con conocidos o amigos que tengan máquinas de coser para que te informen de todas las posibilidades y diferencias entre unas opciones y otras.  ¿Vos ya elegiste tu próxima máquina de coser?

Mariel.

Si te gustó este artìculo compartilo!